Estructura del Plan

El Plan de Impulso de las Tecnologías del Lenguaje se estructura en cuatro ejes principales:

  • Eje I: Apoyo al desarrollo de infraestructuras lingüísticas

    Este eje pretende facilitar el desarrollo de procesadores (reconocedores de entidades, desambiguadores, calculadores de proximidad semántica, etc.) y recursos lingüísticos (corpus paralelos, diccionarios, taxonomías, etc.) que sirvan de combustible para el desarrollo de la industria española de procesamiento de lenguaje natural y de traducción automática.

  • Eje II: Impulso de la Industria de las Tecnologías del Lenguaje

    El segundo de los ejes responde al objetivo de apoyar la transferencia de conocimiento entre el sector investigador y la industria, así como la internacionalización de las empresas e instituciones que componen el sector.

  • Eje III: La Administración Pública como impulsor de la Industria del Lenguaje

    Este eje se propone la creación de sendas plataformas comunes de procesamiento del lenguaje y de traducción automática para las Administraciones Públicas. Además, la política de reutilización de la información del sector público (RISP) representa un cauce para el desarrollo de estos recursos lingüísticos.

  • Eje IV: Proyectos faro de tecnologías de procesamiento de lenguaje natural.

    El cuarto de los ejes se orienta al impulso de los proyectos faro, que son proyectos de aplicación de las tecnologías del lenguaje natural, emprendidos inicialmente por las Administraciones Públicas en sectores estratégicos (Sanidad, Turismo y Educación), y abiertos a la futura iniciativa público-privada, que pretenden servir de demostración de sus capacidades y beneficios, generar industria y crear recursos reutilizables en otros proyectos. También servirán de aprendizaje para futuros desarrollos.