El Gobierno destina 90 millones de euros a impulsar la industria de las Tecnologías del Lenguaje

  • La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, presenta un conjunto de actuaciones a cinco años, en el que la Administración adopta el papel de motor de la industria.
  • El plan generará empleo y nuevas oportunidades económicas, al tiempo que incrementará el protagonismo del sector TIC en los mercados con mayor penetración de la lengua española.
  • Se desarrollarán proyectos faro en tres áreas con gran impacto social: Sanidad, Turismo y Educación.
20/10/2015 
Plan de Impulso de las Tecnologías del Lenguaje

El Gobierno de España invertirá 90 millones de euros en la puesta en marcha de un Plan de Impulso de las Tecnologías del Lenguaje, que se desarrollará durante el periodo 2016-2020, en el marco de la Agenda Digital para España. Esta nueva estrategia, cuyo objetivo es dinamizar la industria que investiga y desarrolla aplicaciones y soluciones tecnológicas vinculadas al Procesamiento del Lenguaje Natural (PLN), ha sido dada a conocer hoy por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. Un total de 14 millones del presupuesto del Plan se ejecutarán el año que viene.  

En el transcurso del acto, han intervenido distintos expertos en PLN y han asistido numerosas autoridades, así como representantes y empresarios del sector de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). La coordinación del plan ha corrido a cargo de la Secretaria de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información (SETSI), con la participación de los ministerios de Presidencia; Industria, Energía y Turismo; Economía y Competitividad, Hacienda y Administraciones Públicas; Cultura, Educación y Deporte; Asuntos Exteriores y Cooperación, y Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. 

El término ‘Procesamiento del Lenguaje Natural’ define el camino hacia una comprensión automática, cada vez más profunda, de la lengua escrita o hablada por los humanos, mediante tecnología digital. Hay que tener en cuenta que el lenguaje natural, a diferencia de los datos que normalmente se procesan mediante sistemas informáticos, se caracteriza por integrar información no estructurada, con más de un significado posible. 

El desarrollo del PLN ya es una realidad en aplicaciones como correctores ortográficos y gramaticales, predictores de texto en teléfonos móviles, traducción automática, consultas en buscadores de Internet, asistentes online, reconocimiento de voz, etcétera. Sin embargo, todos los expertos coinciden en que queda un largo camino por recorrer. 

El Plan de Impulso de las Tecnologías del Lenguaje busca generar oportunidades económicas y de empleo para nuestro país, al detectarse un nicho de mercado muy importante en el sector de las Tecnologías del Lenguaje, especialmente en los mercados donde la lengua española tiene mayor impacto. 

Entre los argumentos que han llevado a la aprobación de este plan destaca el elevado nivel investigador de la industria del lenguaje en nuestro país, que sin embargo contrasta con una cantidad enorme de información no estructurada y sin explotar que generan Administración, empresas y organizaciones. Además, el idioma español experimenta una buena gobernanza (gracias al trabajo de instituciones como la Real Academia de la Lengua o el Instituto Cervantes, entre otras). España también cuenta con una vasta experiencia para gestionar un entorno en el que conviven distintas lenguas cooficiales y existe cierta urgencia en impulsar esta industria si se pretende que nuestro país sea líder en los escenarios donde el español es lengua prioritaria. 

Un plan de actuación vertebrado en cuatro ejes 

El Plan de Impulso de las Tecnologías del Lenguaje consta de un total de 29 medidas, que se desarrollarán a lo largo del periodo 2016-2020. Para su elaboración, se ha partido de un informe previo realizado por un comité de expertos de los sectores investigador, industrial, institucional, académico y de la Administración Pública. 

La nueva estrategia se ha estructurado en cuatro grandes ejes de actuación:

  1. Apoyo al desarrollo de infraestructuras lingüísticas,
  2. Impulso de la Industria del Lenguaje,
  3. La Administración como impulsor de la Industria del Lenguaje y
  4. Proyectos faro.

El plan apuesta por la Administración Pública como gran motor de impulso de la industria de las tecnologías del lenguaje. Para ello, establece como prioridad la creación de una plataforma común para la Administración General del Estado y las comunidades autónomas, que facilite herramientas y utilidades basadas en el PLN y la traducción automática.

Hay que destacar los proyectos faro de desarrollo de aplicaciones de PLN que impulsa el cuarto eje del plan y que intervendrán en tres áreas con un gran impacto social: Sanidad, Turismo y Educación.

En Sanidad se generarán herramientas de asistencia primaria multilenguaje para españoles desplazados y extranjeros en España, y también de explotación de historiales clínicos y prospectos farmacológicos para ayudar en la toma de decisiones médicas.

En Turismo se desarrollarán aplicaciones de minería de opinión en redes sociales sobre servicios y destinos turísticos, así como herramientas de traducción automatizada de guías turísticas y de portales web.

En Educación se potenciará la enseñanza online, con herramientas que simplifiquen textos para enseñanza especial, asistan al profesorado y analicen opiniones. Asimismo, se generará una asistencia para la creación de cursos online y para la traducción automática de las lenguas cooficiales y las variantes iberoamericanas del español.

Consulte el Plan completo

Seis expertos explican las ventajas de invertir en PLN

El acto de presentación del Plan de impulso de las Tecnologías del Lenguaje ha contado con la participación de seis expertos, que han subrayado la importancia de invertir en el desarrollo de la industria del PLN a través de un breve relato de sus experiencias profesionales en el sector.

Los conferenciantes han sido Antonio Valderrábanos, consejero delegado y fundador de la start-up Bitext; Felisa Verdejo, catedrática de Lenguajes y Sistemas Informáticos en la UNED; Carlos Romero, director de I+D+i de Segittur; David del Val, consejero delegado de Telefónica I+D; Guillermo Rojo, catedrático de Lingüística española en la Universidad de Santiago de Compostela y miembro de la Real Academia Española, y Mariangela Rebuá de Andrade, secretaria general adjunta de la Secretaría General Iberoamericana. Ha cerrado el acto la vicepresidenta del Gobierno, que ha aportado todos los detalles del Plan.